VIH y sida


VIH-virión El VIH son las siglas del Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Sus consecuencias cuando se introduce en nuestro cuerpo es que va debilitando las defensas de nuestro organismo (sistema inmunitario) acabando con ellas y dejándonos, de esta manera, expuestos a que sea más fácil enfermar. Durante este periodo no hay síntomas que indiquen la presencia del VIH en nuestro organismo. Desde que una persona adquiere el VIH, se puede transmitir si no se utiliza condón.
El conjunto de enfermedades (llamadas enfermedades oportunistas) que atacan nuestro organismo al quedarnos sin defensas se denominan SIDA (Síndrome de la InmunoDeficiencia Adquirida). Seronegativo es cuando no tenemos VIH.
Seropositivo es cuando tenemos VIH.
Cuando se desarrolla la enfermedad, se dice que es enfermo de SIDA.

Existen tres vías para transmitir el VIH son:
Sexual: a través del semen  y del flujo vaginal. Por eso es  importante utilizar condón en todas las relaciones sexuales.
Sangre: por heridas abiertas, cuando sangran las encías, resto de sangre en objetos como cuchillas de afeitar o en el canuto por donde se ha esnifado cocaína, la sangre de heridas en el ano al mantener una penetración anal etc.
Leche materna: Una madre seropositiva puede transmitir el VIH a su hijo a través de la leche con la que le alimenta al darle de mamar.
La transmisión a nivel sexual puede efectuarse cuando entran en contacto la sangre, el semen o el flujo vaginal de una persona con el VIH con las puertas de entrada en tu organismo como son heridas o tejidos mucosos como la boca, los ojos, el recto o el glande.

fase de la infección por vihAntes de explicar cómo se trata el VIH necesitamos saber dos términos básicos que usaremos después:
Carga viral: cuando una persona se infecta de VIH, existirán en su cuerpo un cierto número de copias del virus. Esta cantidad va creciendo con el tiempo si no se trata y eso va mermando nuestras defensas poco a poco.
Linfocito T CD4: Es un tipo de glóbulo blanco. Una población específica que se encarga de defendernos frente a infecciones, enfermedades y ataques del exterior. El virus del VIH ataca selectivamente a este linfocito, y una vez se introduce en su interior, el linfocito comienza a crear millones de copias del virus y lanzándolas al torrente sanguíneo.
Con el tratamiento antirretroviral es posible que la carga viral se vuelva indetectable (por debajo de las 50 copias de VIH detectadas  por ml. de sangre). Esto no significa que no haya más VIH en el cuerpo, si no que no se ha detectado en la sangre.  Una carga viralindetectable indica que hay menos de  50 copias de VIH por ml en sangre.
El propósito del tratamiento antirretroviral es asegurar que la Carga Viral (CV) llegue a niveles indetectables por el mayor tiempo posible, ya que bajos niveles de CV pueden traer los siguientes beneficios:
-    Reducir la carga viral
-    Permite aumentar las células CD4
-    Disminuir los riesgos de desarrollar sida
-    Disminuir la posibilidad de desarrollar resistencia al tratamiento, si se siguen las indicaciones médicas.

No, solo significa que la cantidad de virus en la sangre es tan baja que no puede medirse empleando los análisis más sensibles.
Solo un 2% del VIH en el cuerpo está en la sangre. El análisis de carga viral no mide la cantidad de VIH en otros tejidos del cuerpo como los ganglios linfáticos, el bazo o cerebro o en el semen. Cuando los niveles de VIH disminuyen en la sangre, también lo hacen el tejido linfático y en el semen pero no al mismo tiempo y en el mismo porcentaje.
En cualquier caso una persona con carga viral indetectable está más saludable, no tiene riesgo de estar bajo el cuadro de sida, y las probabilidades de transmitir el VIH son muchísimo menores.
En síntesis: hay una relación entre carga viral en sangre y concentración de VIH en semen (a mayor carga viral más concentración de VIH en semen, y viceversa), pero no se asegura que el porcentaje sea totalmente equitativo.
Hay posibilidad de transmitir el VIH aun teniendo una carga viral baja o indetectable.

El único medio efectivo a día de hoy es el uso de diferentes tipos de preservativos, barreras dentales (dental damn). A veces se escucha que han inventado vacunas o que ciertos fármacos podrían reducir el riesgo.  Sea como sea, siempre son estudios en desarrollo y con un largo camino por delante por lo que la mejor estrategia es y seguirá siendo durante largo rato, la prevención.

Si se rompe el condón, al ser penetrado por un hombre VIH positivo o por una mujer trans con VIH y eyacula dentro, o si tú tienes VIH y penetras a una persona VIH negativa, es importante que sepas que existe un tratamiento (Profilaxis Post Exposición) que puede reducir el riesgo de infección.
Debe iniciarse lo antes posible, mejor antes de transcurridas 6 horas, y siempre antes de 72 horas tras la práctica con riesgo.
Estos fármacos sólo deben tomarse de forma excepcional una vez que hayas valorado con tu médico/a los riesgos y los beneficios del tratamiento.
Son gratuitos y se dan en el hospital. Si tienes VIH, consulta sobre esto con tu médico en tu próxima visita. Pregúntanos si tienes dudas para que te contemos con más detalle.

Es una realidad que muchos de nosotros tenemos VIH. Por nuestro trabajo, por el que pensaran los demás, no solemos hablar de ello con libertad entre nosotros.  Si tienes tarjeta sanitaria, tienes derecho a que te atiendan en unidades especializadas en VIH y a que te den la medicación si la necesitas. En algunas asociaciones, como la nuestra, tienes grupos y profesionales que te pueden ayudar con los temas relacionados con el VIH, o sencillamente, si te hace falta hablar con otras personas en tu situación. No lo dudes, llámanos, cuenta con nosotros.

fotograma de uno de los videos de la campaña de salud